Más de 20 mentores iniciaron el martes 11 de agosto de 2020 con mucho éxito una formación online que ofrece nuestra Red de mentores MentorINN, la cual estamos realizando a través del Centro de Desarrollo Empresarial e Innovación Macondo LAB.

El programa consiste en la formación y entrenamiento inmersivo para potencializar las habilidades y competencias requeridas para desempeñar el rol de mentor de negocios y/o gerentes de programas de emprendimiento para efectivamente proveer herramientas, conocimiento, experiencia esencial y lograr una relación de mentoría o guía a los emprendedores y empresarios para asumir a gran escala nuevos desafíos de innovación y tecnología en el panorama de los negocios en esta nueva era de la 4º revolución.

Macondo Lab nace en el año 2014 en Barranquilla, Colombia generando capacidades investigativas e innovadoras en empresas, mediante procesos de co-creación y desarrollos tecnológicos ágiles, cálidos y flexibles para la transformación del conocimiento en resultados a corto plazo.

Nuestros mentores buscan desarrollar técnicas y habilidades para Business Mentoring y  profundizar en cada una de las etapas de ciclo de vida de las startups.

Esteban Ramírez Moraga, Gerente General Instituto Tecnológico del Salmon (Intesal), es parte de esta nueva etapa de formación. Él indica “Me inicié en mentorear desde que en MASISA armamos el MASISA LAB Industrial en Concepción o al menos allí supe que tenía nombre la acción de acompañar a quienes querían emprender, tanto dentro de la empresa como con emprendedores externos, luego me sumé a la mesa de Innovación de CIDERE y entre las iniciativas nació MentorINN,  red  que ha crecido de manera increíble pues está conformada por un equipo fantástico dentro de CIDERE. En la primera versión de MentorINNN incluso escribí unas palabras para un libro sobre mentorear que Cidere  publicó.  Les cuento esto para poner en contexto que son años tratando de  mentorear, pero sólo  desde la experiencia y a pulzo.

Cuando decidimos como familia cambiar, salir de Concepción  y migrar a Puerto Varas para asumir en el Instituto Tecnológico del Salmón (INTESAL), se hablaba de que era necesario certificarse como mentor. Lamenté mucho dejar lo que hacía en esta área con Cidere y me sumé a otras redes de mentoring, pero siempre sin más que las ganas de hacerlo. CIDERE me invitó a certificar cuando se comenzó a hablar de lo importante que es y por mi nuevo trabajo dos veces tuve que decir que no, luego lo intenté  en Santiago y tampoco pude tomarlo. El Covid 19 me dió la oportunidad que hacer el programa on line y no dude en tomarlo, si bien hacer todo por autoeducación es posible e importante, me motiva certificar como una manera de que el mentoreado sepa que efectivamente quién trata de acompañarlo se ha preparado para ello, pues según he visto en las primeras clases, al igual que la experiencia y las redes el  CÓMO mentoreas es de lo más relevante.  Conocer técnicas,  adoptar herramientas es a mi juicio fundamental, de alguna forma se “profesionaliza” lo que hacemos.   Creo que hay en ello un acto de transparencia para aquellos a quienes nos debemos en la función de acompañar.  Tal vez eso es lo que a mí más me motiva, no estoy aprendiendo para mi, aprendo para mejor entregar a otros”

Además, señala “Espero incorporar herramientas para  un mejor escuchar y acompañar, actualizando lenguaje y nuevos distingos para poder servir de la mejor manera a los distintos emprendimientos. Como ejemplo, en una de las temáticas pude conocer KPI para medir emprendimientos digitales, eso es muy importante cuando en mi caso la formación está basada en procesos de fabricación, en que los KPI que más uso no sirven para medir impacto en RRSS. Esos nuevos conocimientos son fundamentales para acompañar bien a un emprendedor, además de ser útiles también para asumir tal vez directorios, como para la gestión diaria liderando organizaciones. En esta línea, algo muy  interesante de esta certificación es que caduca y cada 3 años debemos regresar al “aula”, qué importante es comprometerse de verdad a una formación continua validada. En lo personal,  aprender algo nuevo siempre me genera emoción, ni siquiera por pretender acceder a algo distinto o rentabilizar ese conocimiento, en este caso particular en que participo como voluntario en cada RED, el estar al día y poder así ayudar a empresas en formación o que ya estén trabajando siendo su mentor, la verdad me llena el alma, ese es para mi el mayor desarrollo personal”.

El curso tiene una duración de 7 semanas con enfoque holístico desde el ser, saber y hacer; específicamente herramientas prácticas que permitan potenciar las habilidades y competencias requeridas para desempeñar el rol de mentor de negocios.